Los ejercicios de Kegel son un tipo de tratamiento habitual que se aplica con el objetivo de fortalecer la musculatura del suelo pélvico ante problemas tales como las pérdidas de orina, dolores en las relaciones sexuales o ante déficits de vascularización de la zona.

Conviene saber que no recomendamos su realización sin una valoración previa por parte de un profesional ya que no siempre va estar indicada su ejecución y necesitan de un aprendizaje guiado previo para poder hacerlos de forma eficaz y segura.

Antes de explicar la realización de los ejercicios será necesario realizar un test de autoconocimiento para poder identificar correctamente la musculatura del suelo pélvico: 

– Imagina que estás orinando. Contrae los músculos que utilizarías para parar el flujo de la orina.  

– Contrae los músculos que utilizarías para evitar que salieran los gases, pero sin contraer ni el abdomen ni los glúteos. Si lo estás haciendo correctamente tu cuerpo no debería moverse, pero si te levantas un poco es porqué estás utilizando la musculatura glútea. 

 – Introduce un dedo en la vagina y contrae los músculos del suelo pélvico alrededor de tu dedo. Tienes que notar como la vagina se pone en tensión y el suelo pélvico se mueve hacia arriba.  

Busca una posición cómoda, por ejemplo, sentada en una silla o en la cama sentada en una silla o la cama. 

1.  Coge aire profundamente por la nariz, dejando que el abdomen se eleve. Durante la inhalación la musculatura del suelo pélvico estará relajada.  

2. Exhala suave y lentamente por la boca mientras realiza una contracción suave del    

3. Contrae la musculatura del suelo pélvico durante un tiempo entre 3 a 6 segundos (hasta que la musculatura se canse) mientras exhala.  

4. Coja aire otra vez y libere la contracción. Relaje la musculatura.  

Lo vamos a repetir 10 repeticiones por sesión, hasta 3 veces al día si es posible.  Es muy importante avisar que nunca se deben realizar en el momento de micción ya que pueden producirse alteraciones en los mecanismos neurofisiológicos si no se realizan adecuadamente.