¿Qué es el drenaje linfático manual? ¿Cuándo debe utilizarse? 

El sistema circulatorio de nuestro organismo no solo está formado por arterias, venas y capilares, sino que también tenemos una serie de elementos que forman el sistema linfático, que, en vez de transportar sangre, transportan linfa. 

Este sistema linfático, formado por órganos (bazo, timo, amígdalas…), ganglios, conductos y vasos linfáticos tiene la función de mantener en equilibrio los líquidos del cuerpo. Lo que realiza es coger el exceso de líquido que queda en el espacio intersticial después del paso por los capilares y producir la linfa para que sea transportada y drenada.  

Cuando por algún motivo este sistema linfático no funciona al cien por cien, se empieza a acumular líquido en la zona donde esta el problema creando el edema linfático. 

Habitualmente el motivo creador del problema en este sistema es una adenectomia, es decir, una extirpación de ganglios linfáticos, normalmente debido a la presencia de células tumorales. 

Ante la presencia de un edema linfático, que puede ser de mayor o menor gravedad, hay que actuar rápido para evitar un aumento de este y una complicación de los síntomas: hay que cuidar el tema de la nutrición, hidratación, elevación de la extremidad, uso de media compresiva y ayudar al sistema con un drenaje linfático manual (DLM). 

El DLM es un conjunto de técnicas suaves y lentas que tienen como objetivo ayudar a las estaciones ganglionares vecinas a la extirpada, a drenar el exceso de linfa presente en esa extremidad. Es un “masaje” que debe seguir la dirección de los conductos linfáticos y debe estimular los ganglios vecinos (ej: en adenectomia axilar, estimular los ganglios supraclaviculares) para que se pueda drenar en ellos ese edema linfático y volver a la situación de equilibrio en la extremidad.  

Por tema estético, recientemente se ha puesto de moda realizarse DLM pese a no tener problemas en este sistema. A efectos de salud, una persona que no tiene problemas ni historial de afectación del sistema linfático no obtiene un gran beneficio de la realización de un DLM, siendo este aconsejable en el perfil de paciente explicado durante el artículo.